Gorila Magila …

¡coño…! ¡En verdad seguimos existiendo …!

Hace mucho que no escribo en mi particular muro, pero hoy tengo necesidad de hacerlo, aunque sea predicar en el desierto.

¡¡¡¡Nos estamos volviendo locos o qué!!!!!

Recién comenzado el siglo XXI en vez de mejorar como especie humana nos vamos degradando más y más. Nos sorprende la noticia del sacrificio de un gorila por la incertidumbre de saber si podría matar, y digo matar y si queréis lo digo en mayúsculas, MATAR a un niño que por accidente, descuido, lo que sea, cayó donde estaba el animal.  ¡Como puede pensar alguien con dos dedos de frente que me alegro de que hayan sacrificado al gorila!. No me gusta lo que ha pasado pero … y esta es la cuestión … ¿Esperamos hasta ver si el hombre-mono le deja en paz al muchacho o que desparrame sus sesos contra una pared?

Ya sabemos y no hace falta volver a repetirlo aquí que somos lo peor de lo peor. Hacemos cosas que incluso el gorila no se le pasaría ni por la cabeza. Pero somos (nos guste o no) la especie dominante. Y si no que se lo pregunten donde esté a Darwin. Los demás están por debajo nuestro. Otro debate sería el comentar qué entendemos nosotros por razonar como lo hacemos los humanos. Es mucho decir y sobre todo, aplicar todo el contenido de esta palabra y atribuirnoslo como si en verdad fuese así. Estoy completamente de acuerdo que los animales en los zoos es una cosa que poco a poco debemos ir pensando en erradicar. Debemos tratar a todos los seres vivos bien. (Deberemos pensar entonces en dejar de comer carne también).

Creo que lo que en verdad nos debería preocupar son los casi 200 cadáveres que están apareciendo en la costa Griega (y cuando hablo de cadáveres no hablo de gorilas muertos, sino de hombres, mujeres y niños que huyen del horror) porque en otra de las meteduras de pata de esta mal llamada Unión Europea queremos seguir poniendo puertas al campo. Ya dije con anterioridad que Europa está más que liquidada. La vida es otra cosa muy distinta a como estamos acostumbrados nosotros (privilegiados europeos) a vivirla.

¡Dejemos que los demás puedan compartirlo con nosotros!. Al fin y al cabo somos humanos, ¿no? ¿O quizás … tengamos más de gorilas?