¿La zona euro o la zona peo?

Más bien creo que se trata de la segunda opción. Peo. Pedo, según la Real Academia Española de la Lengua. ¡Pero bueno, para andar por casa (como diría el … ch…..as), y como lenguaje coloquial de todos nosotros, valga peo!.

¿Quiénes somos?. ¿Hacia donde vamos? . ¿Queremos construir una Europa justa?. Cuando uno estudio historia y le comentan en los libros de texto todos y cada uno de los éxodos existentes en el  mundo durante el siglo XX (debido a las dos grandes guerras sobre todo) se ponen los pelos como escarpias. Todo aquello queda como “cosas que pasaban”, “situaciones que se daban en épocas en las que al igual que en la medieval se temía por espectros y fantasmas, todo eso pasó ya a la historia”. ¡Nada más lejos de la realidad!. ¡No aprendemos nada!. ¡Nos importa un pimiento la gente que necesita ayuda!. ¿Con sólo dejar un euro en el cepillo o con comprar un número de lotería a una agrupación de minusválidos tenemos ya nuestra conciencia tranquila en cuanto a cumplir con nuestras obligaciones para con los demás?

Europa. Este continente que quiere ser tan políticamente correcto en todos los sentidos y ámbitos de la vida, tiene a mi humilde modo de entender una asignatura pendiente muy importante. La solidaridad. Este concepto debiera ser el eje sobre el que cualquier sociedad que se tilde de moderna tiene que girar. No es el caso. Todo es tan sencillo como (y perdonadme si puede parecer a reparto de ganado) distribuir dentro de 27 países (se dice pronto) a todos los refugiados que llegan huyendo de la otra asignatura pendiente: ¡Las malditas guerras!.

¡Carmena!, por favor, di algo. Me encanta cada vez que hablas. No sé si serás buena alcaldesa o no, pero lo que tengo claro es que cada vez que te oigo decir una reflexión sobre cualquier asunto, resumes con palabras “maternales” como deben de hacerse, como deberían comportarse y como se debe atacar el flanco que flaquea (valga la redundancia) para como poco, comenzar a tratar el tema seriamente.

¡Como dice una canción de Los Ilegales!  …  ¡¡ Europa ha muerto!!