Mataron al chivo y se lo comieron …

Mataron al chivo y a mi no me dieron.

En estos momentos no sé por qué me ha venido a la memoria este estribillo de una canción a la que nos tiene muy acostumbrados nuestro ínclito, maravilloso, el de los dedos vertiginosos (que diría Sabina) Luis Moraleda, alias Luis títere.

Proviene de una familia de titiriteros que se instalaron hace ya muchos años en nuestro pueblo y que haciendo honor a su trayectoria se dedicó al  mundo del espectáculo. En estos últimos años ha hecho hasta de payaso. No le viene a mi juicio bien este último papel, aunque es una opinión muy personal, pero en lo que a cantante se refiere, tiene a la mayoría del pueblo “encandilao”.

Recuerdo, de niño, un programa que se llamaba “gente joven” en el que solían actuar grupos nuevos. Algunos de ellos llegaron a ser importantes y otros no tanto. Por aquél entonces el grupo que lideraba se llamaba “Pekes Brandys” y lo formaban junto con el todos sus hermanos. Tocaban muy bien, quizá fué la mejor época del grupo, por ello les dedicaron unos minutos, los suficientes para que interpretaran “Jesucrito Superestar”.

Con el paso de los años, cada uno se ha dedicado a una cosa distinta, pero Luis sigue en el candelero a pesar de sus años y en el ranking de actuaciones en las fiestas de los pueblos. Aunque no soy fans de Luis, por el contrario es un menda que no me cae mal y quisiera dedicarle este posts para decirle que sólo Mick Jagger está por encima de él si hacemos caso a las encuentas en la que la pregunta clave fué:

“A su juicio … ¿Qué cantante se merece un biopic?

2 comentarios sobre “Mataron al chivo y se lo comieron …

Deja un comentario