Tiempo de moscas y “zarajuelles”

¿Hay algo más pestoso que las moscas en verano? Yo creo que pocas cosas, la verdad. Pues, ¡¡ ya están aquí!! Y por lo que veo este año en cantidad, así que, habrá que armarse de paciencia porque estos insectos estarán con nosotros hasta por lo menos los últimos días del mes de octubre que, con la llegada del frio desaparecerán.

Pero, si hay quien sufre más las desazones de estos moscones son los animales. Estos, son molestados y atacados sin piedad por estos pesados bichos, sobre todo a los borricos, donde a las “matauras” producidas por el roce de las albardas y colleras, acuden decenas de moscas de todas clases a darse el festín de sangre que produce estas rozaduras lo que, seguramente  ocasionara la infección y la ampliación de la misma, de ahí que se estén “arrebolcando” (esta palabra no existe en el diccionario) cada dos por tres en la tierra.

En cuanto a los “zarajuelles”¡¡si, ya sé!! Esta palabra tampoco existe en el diccionario, tal vez, este término solo se emplee en mi pueblo y en los de alrededor, pero no sé cómo llamarlos, ¡¡bueno a lo que iba!! Como se te metan entre los calcetines (que es donde tienen tendencia) no paran de molestarte hasta que no los encuentras y lo sacas.

A sí que, una solución para las moscas es cogerse una rama de retama y sacudírselas, o, ponerse la gorra al revés para que piensen que la cara está al otro lado (solución que me dio un compañero de vendimia, hace ya muchos años), pero sinceramente esto yo no lo veo. En cuanto a los “zarajuelles”, no vayáis por el campo en verano con zapatillas y calcetines, de lo contrario estos no tienen piedad.

Un comentario sobre “Tiempo de moscas y “zarajuelles”

Deja un comentario